6 de noviembre de 2008

Sex&TheVillage: 1x02 Nunca hay suficiente


Fue una noche larga la del viernes de Halloween. Los cuerpos felinos de nuestras chicas se transformaron en brujas, vampiresas y muertos vivientes de lo más sexy. Pero, ¿qué sería de un larga noche de fiesta si después no fuera relatada? [C], [M], [V], [B] y [Y] vuelven de nuevo para contarnos lo múltiples misterios vividos durante la noche y para ponernos los dientes largos a todas y todos. ¿A quién le amarga un dulce? A mí no desde luego, y a vosotros creo que tampoco. I know you love them.


Día 1/11/2008. 10:00 AM

Haciendo uso del ambiente más neoyorquino de nuestra village, nuestras chicas se encuentran en uno de los locales de moda. Cierto que lleva siendo un local de moda durante cinco años, pero aquí las cosas no son tan pasajeras como en la gran ciudad. Rodeada de las luces de color naranja y blanco del bar, encontramos a [C] tecleando nerviosamente su móvil mientras se muerde una uña teñida del rojo pasión de la noche anterior. Aleja su mirada de la pantalla del móvil y ve como [B] empuja la puerta de cristal y se dirige hacia ella.

- ¿Qué era eso tan urgente?-dice [B]
- Ha desaparecido-dice [C].
- ¿Quién?-pregunta como asustada [B]
- Querría decirte que Angustias [la muñeca de M] pero ha sido [V]. ¿Recuerdas cuándo la viste tú por última vez?.
- Creo que estábamos en el PE-O-PLE. La vi irse detrás de aquel tío que había conocido-comenta [B]
- No, pero luego regreso. Resulta que ya lo conocía, lo de verlos ir juntos hacia el baño tuvo que ser una casualidad-añade [C]. Según me contó el chico es gay y, claro, nada de nada. Mira que está bueno. En fin que me voy del tema. Ella seguía con nosotros cuando llegamos al VA-Y-VEN. Allí se encontró con un tío que no hacía otra cosa que agarrarla y de paso arrimarle la…bueno, ya sabes. El problema es que se me pegó un tío muy pesado que quería mi “tridente” y le perdí la pista. Luego me llamó mi [E] y…bueno, pues hasta esta mañana que recibí una llamada de [Y]. Me decía que había tenido un sueño en el que algo malo le pasaba a [V]. He dejado a mi gata con [E] y he ido corriendo a casa de [V], pensando que me la encontraría con alguien, pero allí no contesta nadie, y su teléfono no tiene línea. .
- No sé, es raro. Seguro que se iría con alguno. ¿Has llamado a [R] por si sabe algo?-pregunta [B]
- No, no he querido llamarlo por no preocuparle. Además iba para pueblo. Me dijo que iba a limpiar las lápidas del cementerio como Penélope Cruz en “Volver”. Este muchacho tiene unas cosas-explica [C]
- ¿Has llamado a [M]?
- Sí, me ha mandado un mensaje y dice que viene, que le ha pasado no sé que cosa con el dvd y una película porno. Vaya panda que nos hemos juntado. No os puedo dejar solas, me voy un rato a bailar salsa a lo Gloria Estefan y mira todo lo que pasa.

Cuando [C] comienza a cantar “oye mi cuerpo pide salsa, y con este ritmo, yo quiero bailar, oe, oe….” [M] entra por la puerta. Va desmaquillada, pero todavía lleva puesto el traje de la nochevieja pasada, el mismo que utilizó para disfrazarse y que tanto impacto provocó entre los ciudadanos. En sus manos lleva un aparato de dvd y a su muñeca Angustias.



- Buenos días chicas, lo que no me pase a mí. Me siento como la tía esta de la cosa más dulce que lleva un vestido con una corrida a la lavandería y los chinos de la lavandería empiezan a lamer la mancha para saber qué es y así limpiarla.

[C] y [B] la miran con cara extraña.

- No habéis visto la peli, ¿verdad?…bueno, pues da igual, pero me siento así-comenta [M]. Resulta que ayer, cuando llegue a casa me apetecía hacer lo de Bebe en el sofá.

[C] y [B] dicen al unísono: ¿lo de Bebe?


- Sí, aquello de “perdida en el sillón de mi cuarto pienso en ti, con mis manos una y otra vez dulce barbaridad, el no controlar la forma de parar …ay, lo siento, esto de tener que explicarme sin utilizar un vocabulario normal por no ofender a la audiencia me da mucho por culo-dice [M]. Bueno, pues que puse una película porno y resulta que se atascó. Como tenía que devolverla al videoclub, no he tenido otro remedio que llevar el aparato a arreglar y que me la sacarán. Y claro, ya me diréis la cara que ha puesto el tío cuando ha visto la carátula con el título: Culos en poma para buena tromp…
- No sigas por ahí [M]. Que siempre estás igual-interrumpe una voz metalizada.

[C] y [B] gritan. Ninguna de ellas ha abierto la boca. La última frase ha sido pronunciada por Angustias, la muñeca de [M], que parece haber hablado.

- No os asustéis, soy [Y]. Como no he podido reunirme con vosotras, le he pedido a [M] que meta su móvil en Angustias para así poder estar de alguna manera. Ya sabéis chicas, que sigo de luna de miel pero aquí me tenéis, con vosotras y cerca de mi chico también.
- Dios mío, se nos está yendo la pinza-dice [C].
- Bueno, entonces que ha pasado-dice [M].
- No localizamos a [V]-explica [B].
- Veis, algo malo le ha pasado-comenta [Y] a través de la muñeca.
- Anda [Y] no seas tremendista. [M], ¿cuándo la viste por última vez?-pregunta [C]
- A ver si recuerdo-[M] se concentra pensando en la noche anterior- creo que ya estábamos en el B-U-S. Al parecer había vuelto a tener una pequeña bronca con [ELLA] y fue a beberse unos tequilas.
- Pero bueno, estaba [ELLA] por allí-interrumpe [Y].
- Sí, menuda lagarta, ya te contaremos, ha vuelto a hacer de las suyas. Creo que ya lo ha hecho con todas nosotros la muy zorra-explica [M].
- Bueno, lo de [ELLA] es para comentar más despacio. Creo que en el futuro habrá que prepararle alguna, pero ahora vamos a centrarnos. ¿Qué más recuerdas?-pregunta [C] a [M].
- Después de los lingotazos de tequila….ay dios!! Ahora lo recuerdo, la cogió por detrás el [POLI] y creo que se marcharon juntos, pero resulta que yo estaba hablando con [ÉL] y no presté mucha atención.
- Madre mía, que ese tío tiene una cara muy rara y la mirada sucia. Que ya le había dicho yo que con ese no. Esta chica no pierde oportunidad que se le presenta, para ella nunca hay suficiente-comenta [C].
- Y encima de la policía-interrumpe [B]. Habrá que preguntarle, ¿no?
- Si es el tío que me estoy imaginando, a mí me da un poco de miedo-dice [Y].
- ¡Chicas!. Todas a comisaría. Muñeca incluida-les dice [M]

7 comentarios:

La Petra de Cuenca dijo...

Estas chicas son temibles.No se les pone nada por delante.Me ha encantado,me has vuelto a dejar sin palabras.

Eres un genio y una vez más lo has vuelto a demostrar.Gracias por estos momentos tan buenos que nos das.

Muchos besos.

Cristina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristina dijo...

Güeno, mu güeno...Creo que tienes que ir planteándote un reto más ambicioso, ¿qué tal un librito para después de la tesis? Nosotras pro-metemos seguirte inspirando...

Un besote, genio salao!

(Sorry por suprimir, es que antes he metido la patita un poco)

Anónimo dijo...

Esto empieza a ponerse muy interesante, me gusta... y me pone...
Ya me tienes en ascuas hasta el próximo capítulo. Un beso muy fuerte.

M.

Raúl dijo...

Si vosotras tres y las dos que me faltan Sex&The Village no existiría. Enternamente agradecido por los ratos que con vosotras comparto, por vuestras confidencias, por vuestra ilusión en lo que me decís, y por los buenos ratos que me hacéis pasar escribiendo sobre ello, muchas gracias.
Sabéis que lo hago con todo el cariño y que las modificaciones a lo que me comentáis o mis invenciones están hechas desde el más profundo respeto.

Besos a vosotras [C], [M], [V], [B] y [Y], mis/las protagonistas.

Anónimo dijo...

In english: PATHETIC

Raúl dijo...

Estimado Anónimo,
Puede que tengas razón, no lo niego. Este blog no está hecho para tí, lo he ido viendo en los comentarios que poquito a poco has ido diseminando entren los post. Espero tus expertos y elocuentes comentarios en el resto de post (esta vez has escrito correctamente en inglés, aunque intuyo que mucho no sabes). De todas formas, ya sabes, no tienes porque leerlo, mi objetivo no es entretenerte porque nunca estaré a tu altura, eso lo doy por hecho. No obstante creo que tu actuación aquí, por el momento, también ha sido patética. ¿Qué te mueve a ello? La verdad es que me da igual, no quiero saberlo, aunque no me molesta que sigas apareciendo, pues das vidilla a este blog, eso no lo negaré. ¿Quién sabe? Quizás algún día se dará la oportunidad de que nos conozcamos, quizás algún día pueda entender tus miedos a ocularte y no mostrarte. Pero en fin, sigamos dejándolo al azar, porque creo que es lo que te va, eso de currarse las cosas y esforzarse un poco no es tu fuerte. ¿Qué hacer entonces? Sigue ocultándote en el grupo o, más concretamente aquí, en el anonimato que permite la página. Nunca censuraré tus comentarios.
Un abrazo, seas quién seas.