25 de mayo de 2009

Un mes, un libro

...y la vida sigue con su habitual monotonía.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas veces es mejor vivir una monotonía que un contínuo sobresalto. Nunca se sabe ...
El sábado Sara romperá nuestra monotonía ... jejejej
Un beso,
MIGUEL.-

Jesús dijo...

¿Acaso queda otra? Un abrazo, nos vemos.

Raúl dijo...

Esperemos que Sara rompa la monotonía, si no, siempre nos quedará la opción de Jean: dejarnos llevar por los anuncios publicitarios y hacer del domingo algo distinto y romper lo cotidiano, porque: "siempre hay otros mundos, pero están en éste"

La Petra de Cuenca dijo...

Espero que la vida continue,pero con algún cambio.Nunca viene mal alguna alegría en el camino.

Besos.